Cómo separarse de forma responsable

Teniendo en cuenta el ciclo evolutivo del ser humano, una pareja con niños que se divorcia, probablemente atraviesa los momentos más desconcertantes, más dolorosos, más desgarradores  en su ciclo de vida.
Además de ser un generador de ansiedad, dolor y desequilibrio este proceso también puede generar y propiciar el cambio y el crecimiento personal.
La separación, el divorcio puede despertar o aumentar el deseo de conocer y explorar las propias incertidumbres, preguntas que invitan a una reflexión más profunda sobre uno mismo y tienen el potencial de generar cambios cualitativos muy valiosos en la conquista de la felicidad.

El proceso de divorcio proporciona la oportunidad de:

  • Entender las variables que influyen en la elección de compromiso y de separación
  • Comprender lo que está / “estaba en juego”
  • Comprender la influencia de las fuerzas invisibles: la familia de origen, el poder, el miedo a la intimidad, el sabotaje de su propio crecimiento personal, los patrones que se repiten
  • Comprender el significado de miedo-ego-apego frente al amor
  • Diferenciarse / individualizarse de la familia de origen
  • Aprender a sentirse más cómodo con su propio género y sexualidad
  • Preparar un espacio para la esperanza y una nueva “puesta en marcha”
  • Formar una nueva relación, más gratificante con una nueva pareja o tal vez la misma persona bajo una nueva luz

“Los acontecimientos no nos afectan por lo que son, sino por la valoración que hacemos de ellos” Epicteto

Cuando las valoraciones y expectativas son equivocadas la sensación de fracaso se incrementa, la ansiedad se dispara, el miedo se hace presente y el amor se turbia.

Consideremos algunos conceptos erróneos respecto a uno mismo en una relación de pareja:

  • Debo ser el compañero perfecto
  • Sería horrible que decepcione a mi pareja
  • Si estoy en actitud de ayuda y de darlo todo por amor todo fluirá bien
  • Si hay algo que me desagrada sobre el otro, lo mejor que puedo hacer es ocultármelo a mi mismo y a los demás
  • Si soy honesto, puede que no guste y por lo tanto arruinaría la relación

Algunas ideas equivocadas con respecto al otro:

  • Si me amas, deberías saber lo que deseo y concedérmelo
  • Si me amas, tienes que ser siempre amable y considerado conmigo, obviando mis defectos
  • Si nos amamos unos a otros, no habrá luchas de poder
  • Si hay algo que no va bien ignorémoslo, ya que puede ser abrumador y crearnos conflictos
  • Si nuestras familias de origen interfieren, habrá que darles gusto puesto que son nuestros padres

Algunas ideas falsas acerca de la vida comprometida en pareja:

  • Con el comienzo de nuestra vida comprometida, comenzará una felicidad ininterrumpida
  • A partir de ahora vamos a compartir todo
  • Los objetivos de la pareja deben estar basados en el cuidado de la felicidad de los demás sin pensar en uno mismo o en la relación
  • Una vez que tenemos un compromiso sólido, es la relación quien nos mantendrá unidos
  • No hay necesidad de ayuda externa, no estamos mentalmente discapacitados

¿Cómo finalizar una relación de una manera saludable?

Si consideramos que todo lo que nos irrita, nos hace daño nos puede guiar a una mejor comprensión de nosotros mismos, entonces huir o negar las emociones difíciles sería como cortarnos las alas.  La comprensión de uno mismo es el primer paso para la sana autoestima y y la creación de relaciones de pareja saludables.

Asumir la propia responsabilidad, nos lleva a tratarnos con amabilidad y aceptación, a perdonarnos a nosotros mismos y a los demás. Ser conscientes de la propia responsabilidad en la creación de nuestros problemas nos permite estar más accesibles para el cuidado de los inocentes, los hijos en caso de que haya niños.

Frente al falso poder de la rabia, frente al falso poder del victimismo, hay otro poder. Se trata de un poder real, porque nace del interior, no requiere de otra parte complementaria fuera para existir, como es el caso de la víctima ofendida y el ofensor. Cuando se quiere ser poderoso, muy poderoso de verdad, el trabajo es  personal, es interior, para conectar con ese poder es necesario amarse a sí mismo.

El amor es una decisión, no es un impulso, no es un sentimiento o un pensamiento. Se trata de amarse a uno mismo incondicionalmente y ampliar este amor en la pareja y a tantos como sea posible.

 

Share Button